Twitter ha decidido ampliar su oferta de publicidad para conquistar aun más a los marketineros, pasando de los 6 segundos de anuncios pre-roll a los 30 segundos o más. Además, debido a la mayor longitud permitida, también incluyó la opción “saltar” para dar la posibilidad a los usuarios de no ver el contenido completo. Algo así como lo que sucede en Youtube.

139

Estas nuevas herramientas se insertan dentro del plan de amplificación de publicidad de Twitter y se harán oficiales en breve. De esta manera, la plataforma ahorra tiempo y dinero a muchos anunciantes cuyos anuncios, normalmente con una duración de 30 segundos, debían reducirse a escasos 6 segundos para publicitar en la red social.

Además, el nuevo botón que permite no visualizar los vídeos es una manera de satisfacer a los usuarios también que no estarán obligados a consumir contenidos que no les interesen. A su vez, aquellos anuncios que sean saltados no se cobrarán a las marcas, Twitter solamente cobrará aquellos que sean vistos durante, al menos, 3 segundos.

Esta ampliación de duración significa que los anuncios serán, a su vez, menos “nativos” pues, en el año 2013 Twitter se decantó por los formatos más cortos porque se ajustaban mejor a la experiencia de usuario.

El Amplify Program incluye a medios como Fox Sports, Fullscreen, Vox, TechCrunch o BuzzFeed y distribuye los beneficios de manera que Twitter se lleva el 30% y los creadores del contenido el 70%, un acuerdo más favorecedor para los anunciantes que en YouTube o Facebook con el objetivo de atraer contenido de mayor calidad y lo cierto es que algunos medios ya están viendo resultados.

A pesar de que los 320 millones de usuarios mensuales que tiene Twitter suponen una audiencia muy inferior a la de Facebook o YouTube, se trata de un público con un mayor engagement, algo que a largo plazo puede acabar poniendo contra las cuerdas a sus rivales.

Fuente: Marketing Directo